La importancia del fifty – fifty : Materia de Relaciones Públicas

Sensibilidad y asertividad.- el típico caso de “hacerle la lucha a alguien”

A Juan le gusta María. A María no le gusta Juan, pero los amigos de Juan le dicen a Juan que si quiere que María salga con él “le haga la lucha”. Él piensa que si ella se da la oportunidad y reconoce todos los esfuerzos que hace para coincidir con ella y agradarle, inmediatamente ella se dará cuenta de lo valioso que es él y por lo tanto caerá rendida en sus brazos.

La realidad es que María ya está harta de que Juan sea tan insistente y le mande mensajes todos los días cuando ella aparentemente no da ninguna señal de que le agrade Juan. De entrada muchas veces ni le contesta, y cuando él le escribe cosas como “que tengas un buen día te mando un beso” ella si a caso le contesta ok. Ella no sabe cómo decirle que se siente sofocada por él, y él ya no sabe cómo hacerle para que ella le preste un poco de atención.

El problema es que Juan no tiene la sensibilidad para realmente detenerse y observar y medir las reacciones de María ante su insistencia. Él piensa que el resultado de la “futura relación” será directamente proporcional al esfuerzo que haga, está dispuesto incluso hasta completar la parte del trabajo que lo corresponde a ella. Pero en la vida las cosas no funcionan así, aunque él haya logrado coincidir con la luna, los astros y los horóscopos con ella, eso no quiere decir que a ella le guste Juan o que en un futuro le vaya a gustar. Es decir, la actitud de él, la imposición de su persona ante ella, no le permite ver que sus esfuerzos no garantizarán el sí.

El se impone y no quiere ver que ella no le está correspondiendo y probablemente nunca lo hará y enfoca toda su energía en conseguir su atención cuando podría descansar un poco y darse cuenta de que hay muchas otras mujeres que podrían encajar perfectamente sin tanto esfuerzo.

Y en el caso de María, el problema es su falta de asertividad para dejar claro desde un principio que no está interesada en Juan. Ella prefiere irse alejando porque le molesta la actitud tan insistente de Juan, en lugar de decirle cuánto le molesta su actitud y pedirle que ya no la busque más. De principio muchas veces es difícil hablar así de claro porque caemos en “no querer herir a alguien” o “no querer que la buena imagen que tenemos ante esa persona cambie” pero al final, el rechazo de María hace que Juan no entienda lo que está pasando y siga luchando por ella, en una guerra desgastante de imposiciones que solo provocan en ellos un desastre.

Ella no es asertiva con él, si lo fuera podría ahorrarse mucho tiempo y muchas imposiciones, incluso le haría saber lo que él necesita saber sobre lo molesta que es su actitud.

Porqué llevar un ejemplo de relación de pareja al campo de las RRPP?

Si llevamos esta relación a un ejemplo de una agencia con sus clientes, funciona casi exáctamente igual. Si estás persiguiendo a un cliente para hacerle entender lo importantes que son las RP para su empresa, y no percibes que aunque tu afirmación es de hecho cierta ese cliente en particular no está interesado, podrías conseguir la cuenta pero al final vas a tener que perseguir siempre a ese cliente y de cierta forma invertirás mucho tiempo en un cliente que nunca apreciará tu trabajo y de hecho hasta tendrás que trabajar la parte del trato que le corresponde a él para retenerlo.

En cambio puede haber muchos otros clientes que están dispuestos a trabajar fifty- fifty, incluso a pagar a tiempo e invertir tiempo en una mutua colaboración para tener mutuos beneficios.

Con un poco de observación y sensibilidad podemos medir las reacciones de los otros y diferenciar entre estos dos tipos de situaciones para evaluar si vale la pena tanto esfuerzo por tan pocos resultados o si preferimos dejar pasar esas aparentes oportunidades para optar por alguien que esté interesado en nosotros.

Mi papá tiene  una agencia de Relaciones Públicas y emplea con sus clientes un método muy sencillo que le permite medir el interés de sus clientes en la mutua colaboración y que yo encuentro muy interesante. Es una herramienta muy sencilla que consiste en enviarles por email cinco preguntas muy sencillas acerca de la empresa que cualquiera puede contestar en menos de cinco minutos.

Por más que un cliente te diga que está interesadísimo en tu trabajo o en tu oferta, el tiempo que tarde en contestar esas preguntas, es el tiempo que ese cliente invertirá a su proyecto contigo y algunos nunca las contestan.

Finalmente cada uno es libre de decidir lo que quiere, y hasta donde está dispuesto a luchar, a ceder, a trabajar etc, pero también qué tan dispuesto está a recibir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s