No hay democracia en México

Egoísmo y corrupción: La dictadura disfrazada

Nota del autor: Para el siguiente análisis que sustenta mi afirmación de que no hay democracia en México utilizaré los 3 planos del Comportamiento Organizacional aplicados al entorno social de México.

Comenzaré por definir y describir la corrupción, el acto de co-romper, cuando dos partes rompen un acuerdo. Mmm, pero también se pueden romper acuerdos por mutua decisión sin que haya corrupción? Qué significa entonces la corrupción y en qué consiste el acto corrupto, es algo que como mexicanos deberíamos estarnos preguntando ya desde hace mucho tiempo, siendo que nuestra sociedad crece cada día en corrupción y decrece en valores sociales. También hemos escuchado fuertes críticas al carácter del mexicano (Samuel Ramos, Octavio Paz) que nos definen como individualistas y con un ego inflado, utilizando nuestro poder por encima de todo y todos. Incluso es posible que muchos hayan oído hablar de la dialéctica del oprimido, pero para que todo ésto haga sentido es importante hacer un autoexámen desde el nivel individual, social, y de la organización que en éste caso particular será el gobierno quien funge como colúmna vertebral de nuestra sociedad. Sería injusto echar culpas a los individuos, como solo al gobierno, como a la sociedad. No se trata de echar culpas, se trata de reconocer cuál es el problema y aplicar medidas necesarias para sanar a nuestra sociedad, a nuestros individuos y lo cual repercutirá en mejorar nuestro gobierno. La cosa es que nosotros tenemos la llave, el problema es que no sabemos que estamos encerrados en una cárcel, en una dictadura disfrazada de democracia, y mientras no abramos los ojos a ésta realidad seguiremos creyendo que tenemos derechos y libertades y que vivimos en una democracia donde incluso salimos a votar!. Salir a votar no debería ser un acto de heroísmo, es simplemente una de las responsabilidades individuales que contribuyen con un 10% máximo de nuestras responsabilidades como ciudadanos. Entonces si creemos que sólamente salir a votar es ya un gran logro, eso habla de cuán perdidos estamos. En este sentido, tal vez hemos logrado algunas medidas democráticas, pero no vivimos en una democracia.

La corrupción comienza por amar más al pequeño yo que a la armonía de la totalidad, en otras palabras cuando “YO me salto las normas de tránsito porque YO tengo que llegar a tiempo”, “Cuando YO digo que estoy mucho más grave de lo que estoy para hacer menos fila en el hospital”, “YO me robo el dinero del país porque me lo merezco y aparte quiero una casa en Europa”, y así pueden surgir ejemplos y nunca terminar. Todo se resume en una visión muy corta de la vida, muy corta y egocéntrica, con razón no podemos lograr un proyecto de nación, ni desarrollo a largo plazo… porque nos tendríamos que salir de la comodidad de tratar a ese pequeño yo, que no es más que un niño berrinchudo y mimado, para empezar a pensar en otros. Mientras siga reinando el dicho ” El que no tranza no avanza” jamás superaremos esa corta visión, jamás nos desarrollaremos y jamás saldremos de ésta cárcel. Y lo digo así porque la mayoría ni siquiera se han dado cuenta de que están encarcelados, no hay conciencia de la libertad y de lo que implica la libertad, entonces la mayoría de los mexicanos viven encerrados en su propio YO. Por eso no hay democracia, porque la democracia es la libertad, y mientras estemos encerrados en el berrinchudo yo no podremos alcanzar la libertad, y mientras ni siquiera sepamos que estamos encerrados en nosotros mismos todavía estamos más lejos incluso de tomar medidas para algún día vivir en una sociedad democrática, libre, y respetuosa de todo el entorno (lo cual incluye a todos los seres vivos a nuestro alrededor y la protección de la vida y de los recursos naturales) pero antes de irnos tan lejos es importante tener conciencia. Porque en realidad nadie nos encerró, aunque así parezca, lo hicimos nosotros mismos al sólamente alimentar a nuestro yo. Cuando tengamos esa conciencia, podremos generar una columna vertebral (organización o gobierno) que no estén torcidos, una columna vertebral que sea flexible, que nos libere y que represente a una sociedad con individuos que viven en armonía, que son libres de ser, donde la diversidad es algo que se celebre todos los días (no solo en los feriados donde nos gusta sentirnos tan patriotas y al día siguiente se nos olvida). Donde los individuos no estén a la merced de la sociedad, una sociedad que es racista, sexista, machista, discriminadora, abusiva, controladora, esclavizante, etc. Aunque todo esto se escuche tan mal, pues estoy segura que en este punto varios dirán que esto es una exageración, o que ni tanto, o no quieran seguir leyendo, eso solo habla de la capacidad de cada uno de autoanálisis y de hacerse responsable de que todos hemos conformado a ésta sociedad, y al único al que no le gusta escuchar esto es a tu pequeño yo.

Tu tienes la llave, abre los ojos, abre la conciencia, mientras no reconozcamos que vivimos en una dictadura jamás podremos alcanzar la democracia. La democracia somos nosotros, no es un sistema, la democracia es armonía, toma conciencia.

About sashantiaa

"Un guerrero de la luz sabe que en el silencio de su corazón existe un orden que lo orienta" (Paulo Coelho)
This entry was posted in Comportamiento Organizacional, Política. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s