Un publirrelacionista de corazón

 

 

Un grupo de ex-alumnos de una preparatoria decidieron organizar una reunión después de 34 años de haber perdido el contacto. Las espectativas y la curiosidad eran enormes, algunos de ellos habían sido pareja, otros mejores amigos, algunos habían obtenido excelencia, otros…apenas la asistencia, quién se cortó el pelo, quién lo perdió, quien bajó los kilos de más, quien se operó, con quién se casaron (primeras y segundas vueltas hasta llegar al extraordinario). El encuentro era una cita con el pasado pero 34 años después con todo lo que eso implica, el que no metía la panza se acomodaba el peluquín, la barbie divorciada que venía con el mercedes, la casa en la playa y la residencia de ken incluídos, la nerd transformada, el rebelde sin causa (todavía), el deportista, los artistas, los bohemios, los motos, los de excelencia, los reprobados, etc.

 

Comienzan a socializar y como siempre unos hacen grandes planes mientras que otros buscan sacarles el 5% nadamás por participar de la charla. Otros sueltan las netas y aprovechan para decir todo lo que no dijeron en esa época. Surgieron pequeñas conversaciones paralelas : “Fulanita siempre me gustaste, lástima que siempre estabas ocupada”, “qué te panzó?”, “seguirá soltera?”, “es igual de presumido que siempre”, “se puso buenísima”, etc.

 

Pero lo que causaba más curiosidad era darse cuenta de qué tanto habían cambiado y que tanto permanecía igual. Después de darle una hojeada al obligatorio anuario donde habían firmado con declaraciones de amor, algun pensamiento, garabato, etc, continuaron con el momento donde cada uno se presentaba de nuevo y contaba la historia de su vida, profesión, familia, etc.

 

Uno a uno van contando sus historias hasta que llega el turno del director de una agencia de Relaciones Públicas. Desde el minuto en que empezó a hablar captó la atención de todos, comenzó por decir que todavía conservaba las grandes amistades que había hecho en la prepa, habló de sus amistades en la universidad, no dudó en describir detalladamente lo que hacía y las grandes personalidades con las que tenía relación en cuanto le preguntaron por su profesión, habló sobre los medios de comunicación, sobre sus proyectos, sobre la historia de televisa, sobre sus clientes, hasta captó algunas nuevas cuentas e incluso cuando terminó le aplaudieron. Pero en su furor publirrelacionista dejó a la audiencia preguntándose… qué había sido de su vida.

 

Mientras daba el discurso se acerca una excompañera de clase a otra, y en voz baja le pregunta ¿qué son las relaciones públicas? Y la otra le contesta : “eso que está haciendo él”

 

Precisamente esa es la esencia de las Relaciones Públicas, porque muy pocos pueden decir con exactitud qué son, pero todos son impactados por ellas.

About sashantiaa

"Un guerrero de la luz sabe que en el silencio de su corazón existe un orden que lo orienta" (Paulo Coelho)
This entry was posted in Comportamiento Organizacional, Del alma, Había una vez.... Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s