¿Estereotipar o no estereotipar?

 

Una mujer entra a un café, nerviosa por la cita a ciegas que sus amigos le arreglaron, no sabe qué esperar ni a quién dirigirse.  Observa su entorno, no tiene idea de quién puede ser aquel con quien va a pasar la siguiente hora u horas y si todo sale bien quizás el resto de su vida. Se sienta y observa su alrededor, una pareja discutiendo, un grupo de adolescentes ruidosos, un gordito que la observa, un personaje que parece el hijo del santo, se acerca alguien e inmediatamente piensa…muy gordo, muy flaco, muy presumido, muy grande para mí, parece atractivo pero es fumador, lástima.

Desafortunadamente las mujeres estamos prácticamente educadas a pensar inmediatamente a futuro en cuanto se refiere a las relaciones de pareja, lo cual no necesariamente es algo positivo, pues eso hace inmediatamente que nos perdamos del presente y aumenta la presión que sentimos en cuanto conocemos a alguien y por supuesto la presión que ejercemos sobre la otra persona antes de conocerla.  Y lo mismo sucede  a la hora de seleccionar a la gente con la que trabajamos, buscamos amistades, equipos, etc. Pero también es cierto que en las mujeres hay una gran sensibilidad a la que comúnmente se le llama sexto sentido. Entonces ¿dónde está la línea entre estereotipar y percibir o intuir?

Todos nos guiamos por estereotipos  en diferente medida porque nos brindan cierto grado de seguridad, pues cuando estereotipamos, sentimos que tenemos control sobre las personas que se nos acercan, tratamos de definirlas porque muchas veces tenemos miedo a lo desconocido y si lo definimos logramos familiarizarnos con las situaciones metiéndolas a nuestra zona de confort, donde podamos manejarnos.

Estereotipar no es necesariamente malo en todos los casos, nos da un primer panorama sobre los estímulos que percibimos,  muchas veces nos permiten anticipar situaciones y nos dan elementos que pueden ser claves para solucionar problemas. Pero más que estereotipar, lo cual significa etiquetar a una persona o situación y posicionarla en nuestra mente de forma fija, es importante observar y desarrollar la sensibilidad para saber desde dónde estamos tipificando a una persona o situación.

Si es desde lo que realmente estamos viendo, o si lo que vemos está cargado de emociones, recuerdos de situaciones pasadas, que pueden de alguna forma nublar nuestro juicio y no nos permiten ver a lo que realmente nos enfrentamos.

Hacer juicios es parte de la vida, lo importante es reconocer desde dónde juzgamos. Si desde nuestras experiencias pasadas, traumas, dolores, miedos o enojos, ó desde nuestras percepciones sobre la situación en particular, que de todas maneras tiene una carga emocional y afectiva porque es imposible separar por completo las emociones del trabajo cotidiano.

Un militar que imparte cursos de defensa personal dijo una vez que para aprenderla era importantísimo observar a las mujeres, porque son ellas quienes tienen muy claro el límite de entre lo que quieren y lo que no quieren  y que tienen mayor sensibilidad para conocer los movimientos del otro, que en el caso de la defensa personal se refiere al oponente.  “Una mujer que no quiere que alguien se le acerque inmediatamente se cierra y pone una pared entre ella y la otra persona, aunque no sepa defensa personal, tiene mucha intuición”.

En conclusión “estereotipar es inevitable” , es una costumbre social y cultural que está más acentuada en unas culturas que en otras, pero aunque sea por un segundo y en nuestra mente lo hacemos. Nos puede servir para determinar  y predecir ciertas conductas que están tipificadas dentro del estereotipo, sin embargo muchas veces es sólo la primera impresión que tenemos sobre un estímulo.

 Por lo tanto es importante que esa primera impresión o imagen que recibimos debe ir acompañada de observación sistemática y más que nada de empatía y sensibilidad,  para realmente podamos obtener el panorama completo y solo así verificar si el primer juicio fue acertado o no.

About these ads

About sashantiaa

"Un guerrero de la luz sabe que en el silencio de su corazón existe un orden que lo orienta" (Paulo Coelho)
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s